El Encuentro

Se celebra durante Domingo de Resurrección

El acto de El Encuentro entre las imágenes de Jesús Resucitado y la Santísima Virgen de los Dolores se realiza en la mañana del Domingo de Resurrección, en el Monte Calvario.

Llegada toda la procesión al mencionado lugar, se realizan tres toques de silencio interpretados por una corneta que acalla el ruido ensordecedor de los tambores y da paso al sermón del sacerdote, que celebra entonces la Resurrección de Cristo.

Finalizado éste, los tronos de Cristo Resucitado y la Santísima Virgen de los Dolores se confrontan y se hacen tres reverencias hacia delante hasta que se juntan los palos delanteros de cada trono, tres más en unión. 

Por último tres hacia atrás para alejarse, tras las cuales se vuelven a juntar dando cara al público que se congrega en el Encuentro. Durante todo el acto suena el Himno Nacional.

Al término del acto de El Encuentro, se tira, bien una traca o un castillo de fuegos artificiales, y se sueltan palomas y globos al aire, sonando la canción Aleluya Mesías de Georg. F. Haendel.

Este mismo ceremonial se repite a la vuelta, en la Plaza de España, con el cual finalizan todos los actos y procesiones de la Semana Santa de Tobarra.

Foto Encuentro 3
Foto Encuentro 4
Foto Encuentro 5
Foto Encuentro 2

Citas:

“Todos se dirigen de nuevo al Calvario y allí, donde nos bendijo y donde le enterramos quiere tener un Encuentro con su Madre y con todos, pero sobre todo con su Madre. A la hora acordada, en el punto convenido, tendrá lugar el Encuentro. Madre e Hijo se inclinarán ante sí, reverenciándose amor. Cada paloma llevará un mensaje de paz y alegría” (La Verdad. Abril 1982).

“Las cofradías, vestidas de alegría suben al Calvario. Van a ser testigos del Encuentro entre Cristo Resucitado y María, la Madre. Tímidamente se acercan, por tres veces se inclinan los tronos del Resucitado y la Dolorosa, se abre el gran tambor y las palomas vuelan su canto de alegría; el estrépito de la traca muestra su regocijo.” (Ángela Navarro González. Rev. S.S. 1985).

“Un halo misterioso envuelve al pueblo y la huerta. Buscan entre los muertos al que Resucitó entre Tambores, que lo han velado toda la noche. Los vecinos del Calvario están asustados. La puerta de la Ermita está entreabierta y eso que anoche se cerró con doble vuelta, las palomas han ocupado todo el alero. Un Boria encantado, que ha madrugado más que el Sol, repite sin pestañear estas palabras: Lo he visto. Ha cruzado el pueblo por el cielo; de cerro a cerro. Ha ido a la plaza a buscar a su Madre. Me ha dicho que volverá, pero dando un rodeo por San Roque el Viejo. Llamad a los demás y que avisen al Cholo.” (Guillermo A. Paterna Alfaro. Rev. S.S. 1986).

 

Nuestras procesiones

Nuestra Semana Santa de Tobarra declarada de interés turístico nacional

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.