Escudo

Agonía

Hermandad del Santísimo Cristo de la Agonía
  • Fundación:

    Antes de 1597
  • Pasos:

    Uno
  • Sede Canónica:

    Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora
  • Casa de Hermandad:

    Calle Cura, 8

Evolución histórica

El dato más antiguo que poseemos de la existencia de la Hermandad es de 1597. Se trata del testamento de Pedro Arias de Aragón, donde queda clara la presencia de esta cofradía al menos en esa fecha. Esta fecha es también la referencia más remota que poseemos sobre nuestra Semana Santa. Otra importante fuente documental es un acta notarial de 8 de Marzo de 1739 firmada por D. Pascual Gallego Bosque de Vera donde se copian acuerdos reflejados en el Libro de Actas de los Cabildos de la Cofradía de la Sangre de Cristo.

Así, sabemos que en 1664, esta cofradía debió ser una de las más importantes de Tobarra, ya que albergaba en su seno a la de Jesús Nazareno que más tarde acabaría separándose de esta.

La cofradía tiene tal poder que en 1738 pretende que se prohíba la asistencia del estandarte de Jesús Nazareno a la procesión del Viernes Santo (madrugada) por ser la de la Sangre la que tiene permiso para organizarla.

En 1923 la imagen del Cristo lleva en sus pies a una Magdalena enlutada, abrazada a la cruz, ampliándose el trono en 1924 con las imágenes de una Dolorosa y posteriormente con San Juan.

La destrucción llega y la hermandad pierde todo su patrimonio como consecuencia de la Guerra Civil. Entre los años 1940 y 1943 los hermanos del Cristo de la Sangre sacan en procesión un pequeño Crucifijo, propiedad de la familia de D. Abel Sáez.

En 1942 el Ayuntamiento y sus Alcaldes D. Jorge Carcelén López y D. José Arteaga Hernaiz encargan la actual imagen del Cristo al escultor Francisco de Paula Gomara, de Barcelona, que procesiona por primera vez en 1943.

Las otras dos imágenes, San Juan y la Virgen que completan el conjunto escultórico, proceden de un taller industrializado de Olot y aunque no existen datos documentales, con toda probabilidad este nuevo conjunto escultórico desfilaría por primera vez en 1944.

En el año 1958 se decide poner el grupo escultórico sobre una carroza a ruedas, por falta de agarraores para sacarlo a hombros.

En 1988, se renueva la junta directiva, que presenta un ambicioso proyecto de renovación total de la hermandad, se trata de confeccionar un nuevo trono y renovar todo el vestuario. Así 1988 es el último año que el viejo trono desfila sobre carroza, el nuevo se encarga al escultor sevillano Manuel Guzmán Bejarano y que desfila por primera vez en la Semana Santa de 1989.

En el año 2007, la hermandad inaugura su Sede y desde este año se recoge allí al terminar la procesión del Viernes Santo, recogida que cada año crea más expectación.

Desde 2014, se hace entrega de la corona con la que el Cristo procesiona a un hermano o persona allegada a la hermandad, se hace entrega en un pequeño y emotivo acto después de la subida a la sede el Viernes Santo.

En 2016 se renueva el vestuario infantil, pasan a vestir túnica de sarga beige con capa de terciopelo rojo y cíngulo del mismo color.

En la actualidad, la hermandad ha crecido y se ha consolidado, convirtiéndose en una hermandad comprometida y renovada y con una de las juntas directivas más jóvenes de nuestra Semana Santa.