Escudo

Paso Gordo

Hermandad de la Caída y Cristo Resucitado
  • Fundación:

    1946
  • Pasos:

    Dos
  • Sede Canónica:

    Santuario de la Encarnación
  • Casa de Hermandad:

    Plaza de España, 2

Evolución histórica

El trono de La Caída se adquiere por iniciativa del Ayuntamiento de Tobarra y de su Alcalde, Sr. Arteaga. Se compra por suscripción popular por medio de un recargo en el cupón de racionamiento del tabaco, con el apoyo económico de los empresarios del gremio de los hiladores del cáñamo, siendo el primer presidente D. Miguel Carcelén López.

El grupo escultórico está formado por cinco figuras, obra del imaginero valenciano Roberto Roca Cerdá, y costó 16.000 pesetas. El trono fue obra de José Martínez Iniesta (Leocadio) y la talla de José Ochando Chumillas. El trono fue reformado en 1987 por Fernando Reina Escribano, y con talla de Luis Leal Romero. Por su tamaño y solidez se comenzó muy pronto a conocer popularmente como “PASO GORDO”.

La hermandad vivió años difíciles en sus comienzos, especialmente en los años 60, junto con el resto de las hermandades, sucediéndose los presidentes: Luis Leal Romero, Pío Cañete Monge y Manuel Hernández Catalán. La llegada de José Garrido Cabañero a la presidencia en 1970 supuso una verdadera revolución, superándose en pocos años la cifra de 500 hermanos.

El 24 de marzo de 1979 se abre el Libro de Actas de la Hermandad bajo la presidencia de Ramón Manzanares Valenciano.

En 1991 se amplía el número de agarráores hasta llegar a los 30 actuales. En 1992 se celebra la primera Asamblea de la Hermandad en la Sede adquirida en el número 2 de la Plaza de España.

En los años 60 la hermandad es encargada de la imagen y trono del Cristo Resucitado, que había sido adquirido en 1944, también por recargo sobre el cupón de racionamiento del tabaco, y es obra del mismo escultor que la Caída, Roberto Roca.

La hermandad tiene 4 estandartes, el primitivo desfiló entre los años 1946 y 1977. Fue sustituido por otro, bordado esta vez en hilo de oro que desfiló entre 1977 y 1995.

Para la celebración del 50 aniversario de la Hermandad, en 1996, se editó un libro conmemorativo y se confeccionaron dos estandartes, uno para la Caída, y otro para el Cristo Resucitado (que por primera vez tenía estandarte propio), ambos en el taller de Ciriaco Ruiz de Valencia.

El acto más importante de la Hermandad es la Bajada del Santuario de la Encarnación la tarde de Jueves Santo. Tuvo su origen en la caída de la torre de la Asunción en enero de 1951 y las dificultades surgidas para alojar todas las imágenes en el Convento de San José. La Bajada congrega cada Jueves Santo una enorme multitud de público y hermanos del Paso Gordo que no quieren perderse ese prodigio de esfuerzo y técnica agarráora para bajar el pesado trono del Paso Gordo por las empinadísimas cuestas del Cerro de la Encarnación.

La noche de Lunes Santo la hermandad desfila con la cruz inclinada y la mañana de Viernes Santo el “Tronico” desfila junto al Paso Gordo a hombros de los más jóvenes.

El vestuario está compuesto por túnica de terciopelo marrón con agremán dorado, bordado sobre la túnica y gorro de raso beige con el escudo de la hermandad bordado, y túnicas de raso blanco con capa de terciopelo marrón y capuz de terciopelo. El domingo de resurrección el gorro se sustituye por un pañuelo.